antonio torres, un cocinero de ley

Publicado en por chef ABDUL

La hostelería granadina ha rendido un cariñoso homenaje al que fuera jefe de cocina del restaurante Chikito

 

Han sido muchos años los que Antonio Torres López ha dirigido los fogones de Chikito. Un restaurante que forma parte de la idiosincrasia gastronómica de Andalucía y España. Con un prestigio ganado a pulso, gracias al trabajo de Luis Oruezabal y Antonio Torres, siendo hoy un referente de calidad, a la hora de comer. Antonio se hizo cargo de los fogones del restaurante Chikito en 1976. Nada menos que treinta y tres años los que ha estado elaborando los platos que le han dado fama a esta casa granadina. Pero el amigo Torres no ejerció su profesión solo en Chikito. Sus inicios fueron en 1965 en el señorial hotel Alhambra Palace. Aprendiendo el oficio de la mano de Ricardo Mollano. Después pasó, al que fuese un clásico de la ciudad; el restaurante Gila. Dando el inevitable salto cocineril, como no, a las Islas Baleares, trabajando de jefe de partida en el hotel Tres Carabelas.
Con buena mano y oficio
A su regreso marchó a un lugar de moda: el Camping Motel Sierra Nevada durante cinco años. Pasando en el año 1970 a jefe de cocina y socio de otro gran restaurante muy apreciado en la capital: Las Vidrieras. Restaurante donde conoce al futbolista, por entonces, Oruezabal. Siendo fichado definitivamente para regir y dar éxito al restaurante Chikito, donde la buena mesa y la saga familiar sigue con los hijos de Luis y con
Rafael en cocina, hermano de Antonio. Enhorabuena "maestro".

pablo amate

Comentar este post